Iparragirre 7. 48901 Barakaldo
944370741
Lun. - vie. de 8:00 a 20:30h

Sonrisa gingival: causas y tratamientos para corregirla

La sonrisa es tal vez el rasgo que más define nuestro rostro, e incluso nuestra personalidad. Para tener una bonita sonrisa hay que empezar por cuidarla y para ello es imprescindible contar con una buena higiene bucodental.

No solo hay que tener en cuenta la condición de los dientes y su correcta alineación, sino también cómo se armonizan con las encías, con los labios y con el conjunto de la boca en general. En todo caso, la percepción de la belleza o de la sonrisa siempre es subjetiva y depende también de las proporciones generales de cada rostro. El objetivo, al fin y al cabo, es poder tener una bonita sonrisa. En nuestra clínica dental en Barakaldo podemos ayudarte a conseguir los resultados que estás buscando.

Según sea el tamaño de la encía que se muestre, la sonrisa alta tiene distintos niveles de severidad: leve, moderada y severa, y en este último caso se observan más de seis milímetros de encía al sonreír. Algunos de los factores de riesgo que intervienen para producir esa desproporción son:

  • Dientes demasiado pequeños, o una erupción dental incompleta.
  • Un exceso de crecimiento de encías.
  • El músculo elevador del labio superior está desarrollado anormalmente.
  • Asimetría labial.
  • También puede producirse por un excesivo crecimiento del maxilar superior.
  • Desgaste dental muy elevado, con dientes y encías descompensados.
sonrisa gingival

Tratamiento para la sonrisa gingival

Para corregir o eliminar la sonrisa gingival es esencial la periodoncia antes de llegar a la cirugía. Hay que determinar con precisión el motivo de exceso de encía, analizar la condición general de la salud dental del paciente y prevenir cualquier eventualidad de la cavidad oral una vez corregida la desproporción.

Para el tratamiento existen varios tipos de intervenciones:

  • Cirugía mediante gingivectomía, que elimina exceso de tejido en la encía superior. Una operación indolora, que se realiza con bisturí láser y anestesia local, igualmente empleada para corregir el hueso maxilar.
  • Cirugía mediante miotomía, que consiste en debilitar el músculo que eleva el labio superior entre la encía y el labio.
  • Cirurgía ortognática. En este caso, la intervención permite alterar y colocar de modo adecuado los huesos de la cara en su posición correcta.
  • El alargamiento coronario, para prolongar la corona dental de manera eficaz, eliminando partetanto de la encía como del hueso alveolar que sobre.
  • La ortodoncia, cuando solo se necesita corregir la sonrisa gingival.

En casos de menor importancia, si los dientes son demasiado pequeños, se puede intentar su aumento colocando carillas o coronas y, si la causa del origen de la deformidad está en la contracción de los labios, puede aplicarse bótox, aunque es un tratamiento temporal y reversible.

En resumen, la sonrisa gingival se caracteriza por enseñar desproporcionada la encía superior al sonreír. Si no tienes armonía entre dientes, encías y maxilar superior, la mejor opción es consultar con los expertos de nuestra clínica dental en Barakaldo para encontrar la solución y tratamiento más adecuado. ¡Consúltanos!

contacto comq

Dientes amarillos en niños: causas

¿Te has sorprendido al ver que tu hijo/a tiene los dientes amarillos? ¿Quieres saber qué puedes hacer para evitarlo? Desde el Centro Odontológico Médico Quirúrgico de Barakaldo te contamos todos los detalles al respecto en los siguientes apartados.

Causas que provocan los dientes amarillos en los niños

Son diversas. Las repasamos todas de forma detallada para que te sea más fácil conocer la que afecta a tus hijos.

Acumulación de placa dental o sarro

Es la causa principal. Los más pequeños no se cepillan bien los dientes. Los restos que quedan acumulados terminan convirtiéndose en sarro o placa dental. Revisa periódicamente la dentadura de tus hijos. Enséñales a cepillarse bien y ve comprobando que la placa desaparece. Si llevan un aparato de ortodoncia, consulta con los odontólogos de nuestra clínica dental en Barakaldo. Es imprescindible que aprendan a retirárselo y a cepillarse bien.

Comidas y bebidas poco aconsejables

Descubre cuáles son las menos aconsejables:

  • Los alimentos ultra procesados y los dulces, principalmente, provocan la erosión del esmalte dental. Los refrescos azucarados y los cítricos terminan alterando la pigmentación de los dientes. Es recomendable apostar por opciones más saludables que eviten esta circunstancia.
  • Diversas enfermedades o circunstancias.
  • No siempre es fácil encontrar un único motivo. Repasamos los más importantes y a los que debes prestarles más atención:
  1. Fluorosis. Se produce por la exposición a una excesiva cantidad de flúor o por todo lo contrario. Es importante encontrar el equilibrio.
  2. Enfermedades heredadas. Suelen contraerse durante el embarazo. La dentina puede sufrir alteraciones y es imprescindible la revisión por parte de un profesional.
  3. Golpes o fracturas. Un traumatismo puede provocar la necrosis de la pulpa dental. Esa pieza dental se oscurecerá. Una vez más, ha de ser el especialista el que tome la decisión más adecuada para corregir el problema.
  4. Caries. Al principio, son manchas amarillentas que se van oscureciendo de no tener el tratamiento adecuado. Cuanto antes vayas a la consulta del dentista, antes evitarás que el problema empeore.
  5. La ingesta de medicamentos. Los antibióticos, jarabes y enjuagues provocan que los dientes amarilleen. De observar esta circunstancia, lo más adecuado es consultar con el médico para cambiar la medicación.
Dientes amarillos niños

¿Cuáles son las soluciones más eficaces?

Lo más adecuado es llevar a los niños a una revisión dental al menos dos veces al año. Fomentar la higiene dental es imprescindible. Cambiar su dieta y detectar cualquier cambio en su dentadura es siempre recomendable.

Sin embargo, no deberías pensar que el problema se va a solucionar de forma automática. Si llevando a cabo los cambios oportunos no obtienes resultados, consulta con tu dentista. No hacerlo conlleva problemas que, a la larga, pueden ser más graves que una mancha amarilla. Recuerda que la salud dental es fundamental para que tu hijo/a tenga una dentadura sana y fuerte.

Ya conoces los motivos que provocan los dientes amarillos en los niños. Ponte en marcha para comenzar a cuidar de su salud dental. Poco a poco lograrás los mejores resultados. Apóyate en los consejos de los profesionales de nuestra clínica dental en Barakaldo y protege la dentadura de tus hijos de la mejor forma posible. Con el paso de los años, no tardarán en agradecerte tu preocupación.

contacto comq

¿Cómo rejuvenecer tu sonrisa?

Cada vez somos más conscientes de la importancia de una buena dentadura para presumir de físico, tengamos la edad que tengamos. Y es que una bonita sonrisa nos rejuvenece, nos hace parecer má atractivos y, en definitiva, más seguros de nosotros mismos. ¿Quieres conocer los tratamientos que existen para rejuvenecer la sonrisa? Te hacemos un resumen de los principales.

Tratamientos para rejuvenecer la sonrisa

Si ya no ves tus dientes como antes y tu sonrisa ya no es la misma, consulta con los especialistas de nuestra clínica dental en Barakaldo cuál es el mejor tratamiento en tu caso. Nosotros te damos algunas sugerencias.

1. La limpieza bucal profesional, el más básico de todos

La limpieza bucal profesional es el tratamiento básico para disfrutar de unos dientes sanos y limpios por más tiempo. Además, le devuelven brillo y esplendor a los mismos. Tu dentista te recomendará cuándo debes hacerla. Lo normal es que tengas que hacerte al menos una al año.

2. El blanqueamiento dental

Con el paso del tiempo los dientes se oscurecen. También algunos hábitos como el exceso de café, té verde o tabaco contribuyen a ello. Con un blanqueamiento dental bajarás algunos tonos, dependerá de tus dientes, y presumirás de una sonrisa más blanca.

3. Las carillas dentales

Si tienes tus dientes fracturados o en mal estado, es posible que el dentista te recomiende carillas dentales. Con ellas consigues unos dientes perfectos y con el tono de blanco que prefieras. Un tratamiento que cada vez tiene más adeptos.

estética dental

4. Ortodoncias para mayores

Muchas personas, por distintos motivos, no pudieron ponerse una ortodoncia cuando eran jóvenes. Del mismo modo, hay muchos que cuando son mayores sienten vergüenza porque con una edad ya no se ven luciendo cada día con uno de estos tratamientos.

Actualmente, hay muchos tratamientos de ortodoncia que apenas se notan, como es el caso de Invisalign, una ortodoncia transparente muy discreta, o la ortodoncia lingual, un sistema de brackets que se instala en la cara interna del diente y que nadie percibe.

5. Coronas dentales

Las coronas dentales ayudan a restaurar un diente o evitan que este pueda fracturarse. Es posible que tú no te hayas dado cuenta de que la necesitas. Por eso, es muy importante que vayas al dentista al menos una vez al año. En una visita rutinaria al dentista podrás saber si requieres de alguna corona dental y evitar males mayores.

¿Qué otras recomendaciones te damos?

Además de todo lo que te hemos comentado, recuerda llevar una alimentación rica en frutasverduras, alimentos ricos en fibras, entre otros. Limita el consumo de azúcar que puede llevarte a caries y el tabaco, el café y el té verde, este último muy sano, que manchan los dientes.

Por otro lado, lleva una higiene bucal correcta a diario usando la pasta dental más adecuada en tu caso y un cepillado correcto. Complétala con enjuague bucal e hilo dental.

Ahora que ya sabes cómo rejuvenecer tu sonrisa, no te lo pienses más, acude a nuestra clínica dental en Barakaldo y déjate asesorar. Volverás a recuperar la confianza en ti mismo.

contacto comq

¿Qué tomar para el dolor de muela?

El dolor de muela es pulsátil, agudo y muy insoportable. Si estás buscando las mejores soluciones, estás en el lugar indicado para minimizar el dolor mientras esperas tu cita con el dentista. ¡Toma nota!

¿Qué tomar cuando tienes un dolor de muela?

El origen del dolor puede ser consecuencia de una caries, una patología periodontal o la erupción de las muelas del juicio. Por ello, es importante visitar nuestra clínica dental en Barakaldo para que realicemos un diagnóstico. No obstante, en tu farmacia de confianza pueden ofrecerte una serie de analgésicos eficaces para paliar las molestias y la inflamación mientras llega el momento de tu cita.

Dolor de muelas

Remedios caseros eficaces para el dolor de muelas

  • Té negro o té de menta. Si tienes un dolor dental, aplicar una bolsita de estos tés, tras infusionarla, es un remedio casero eficaz para reducir la inflamación.
  • Perejil y aceite de clavo o menta. Tiene un efecto analgésico que funciona a la perfección. Mastica un poco de perejil con la muela dolorida. También puedes poner aceite de clavo o menta sobre un algodón y aplicarlo sobre la muela afectada.
  • Gárgaras con agua salada. Las soluciones de agua y sal que preparaban las abuelas son una solución eficaz cuando el dolor bucodental está propiciado por lesiones abiertas o llagas en la boca. Si te han practicado una exodoncia, también se recomienda.
  • Hilo dental. En ciertas ocasiones, el dolor dental se produce por la presencia de bacterias y el hilo dental es tu mejor aliado. Gracias a él, eliminarás los restos de comida entre los dientes o bajo las encías.
  • Frío local. Aplica hielo en la parte externa del lugar donde sientes dolor para conseguir una notable desinflamación.

¿Qué deberías o no hacer ante un dolor en una pieza dental?

En Internet puedes encontrar una serie de remedios para aliviar el dolor bucodental que pueden ser contraproducentes. Por ejemplo, no te recomendamos enjuagues con vinagre, sal, limón o agua oxigenada. Esto podría dañar más tus mucosas o incluso el esmalte, lo que facilitará que las bacterias y las caries produzcan más daño.

Es posible que sepas que el ajo tiene un gran poder antiinflamatorio y bactericida. Sin embargo, no es recomendable masticarlo, ya que podría quedarse atrapado y empeorar la situación.

Tampoco debes tomar por tu cuenta antibióticos que tengas en casa de otras ocasiones, ya que pueden no ser necesarios y provocar resistencia ante una infección que sí los necesite. Machacar una aspirina y colocarla sobre la muela tampoco debe estar entre tus ocurrencias, pues podría causar lesiones en tus encías o en el esmalte de tus piezas dentales.

En cambio, lo que sí podrías hacer sería:

  • Evitar bebidas azucaradas.
  • Tener buenos hábitos de higiene bucodental, utilizando seda dental y un enjuague bucal rico en flúor, además del cepillado 3 veces diarias.

En conclusión, para combatir un dolor de muela lo primero que debes hacer es prevenirlo con los consejos anteriores de higiene diaria, los cuales puedes complementar con una higiene profesional anual. Pero, sobre todo, recuerda que si te aparece un dolor en la boca debes acudir inmediatamente a nuestra clínica dental en Barakaldo para que podamos solucionarlo de raíz.

contacto comq

Dientes fuera de la boca: ¿pueden crecer así?

Cuando piensas en las piezas dentales, lo normal es que las imagines dentro de la cavidad bucal. Sin embargo, debes saber que también pueden nacer dientes fuera de la boca. Aunque se trate de una anomalía, en temas de salud, es conveniente tener algunas nociones al respecto. En este post descubrirás cuáles son las causas que la provocan, si tiene o no consecuencias y las soluciones que se suelen aplicar en estos casos.

¿Cómo se forman los dientes fuera de la boca?

La fuente que origina esta problemática se denomina teratoma. Se trata de un tumor de origen embrionario que se desarrolla a partir de las células germinales. Las tres capas germinales del embrión (endodermo, mesodermo y ectodermo) son las encargadas de dar lugar a todo tipo de tejidos y estructuras orgánicas: desde el cartílago al hueso, pasando por el pelo e incluso los dientes. Por lo general, es una patología congénita que se desenvuelve en las tres primeras décadas de la vida.

Por este motivo, puedes encontrar que hay piezas dentales en lugares anatómicos infrecuentes, como son los ovarios o los pulmones, entre otras localizaciones. Asimismo, tales piezas pueden ser de cualquier tipo. También pueden aparecer una o más de una en el mismo teratoma.

No debes confundir estos casos tan concretos con los llamados dientes ectópicos. Con este término, te puedes referir a aquellos que no erupcionan (quedándose en el hueso) o nacen en zonas inusuales de la boca, como el paladar, por ejemplo. Aunque emerjan fuera del lugar anatómico que les correspondería, se siguen encontrando en el interior de la cavidad bucal y tienen, por tanto, un tratamiento odontológico.

¿Son peligrosos los teratomas con piezas dentales?

Los teratomas con piezas dentales, normalmente, son benignos y asintomáticos. Precisamente, es esta falta de sintomatología la que hace que, en la mayoría de los casos, no se pueda alcanzar un diagnóstico precoz. Lo habitual es dar con ellos de forma casual, a través de pruebas de diagnóstico por imagen con fines totalmente distintos.

Como es lógico, pueden presionar u obstaculizar la zona en la que se hallan, pero no suponen un riesgo vital para el paciente. En este sentido, es poco probable que el diente termine lesionando las estructuras cercanas, pues se suele encontrar encapsulado en el interior del quiste.

¿Qué soluciones existen?

Para eliminar estas masas tumorales benignas, es necesaria una intervención quirúrgica. En función del tamaño que haya alcanzado, será necesario extirpar únicamente el teratoma o toda la zona en la que se ubica.

De la misma manera, dependiendo del área anatómica en la que se halle, el procedimiento lo llevará a cabo un servicio concreto de cirugía. En cualquier caso, es una operación menor, con un alto índice de éxito y que no reporta ningún tipo de problema para aquellos que tengan que someterse a ella.

Aunque la aparición de dientes fuera de la boca sea una circunstancia poco conocida, por su infrecuencia, es interesante conocer su existencia y tratamiento. Y tú, ¿conocías esta patología o te ha sorprendido por completo? Si tienes alguna duda, ponte en contacto con el equipo de profesionales de nuestra clínica dental en Barakaldo, que te ayudará en todo momento a dar solución a cualquier problema dental.

contacto comq

Recesión gingival ¿qué es?

La recesión gingival, también conocida como retracción gingival, es el proceso mediante el cual se produce la retracción de la encía hacia la raíz del diente, siendo más frecuente en personas de más de 40 años, aunque también puede manifestarse en jóvenes. De hecho, uno de los motivos de este malestar es una mala práctica habitual del cepillado dental, así como el uso de cepillos con cerdas duras. Te lo contamos todo al respecto aquí.

Todo sobre la recesión gingival

Esta retracción tiene consecuencias del tipo estético como unos dientes más largos o de un color no uniforme o bien de dolor por la consecuente inflamación del margen gingival. Además, también presenta una mayor facilidad para la aparición de caries y la sensibilidad dental.

De hecho, este último aspecto es el principal motivo por el que los pacientes acuden a nuestra clínica dental en Barakaldo, ya que les cuesta comer determinados alimentos. No obstante, si sumamos todos estos malestares, encontramos una situación bastante compleja para los pacientes, los cuales pueden enfrentarse incluso a situaciones de pérdidas dentales con el paso de los años.

recesión gingival

¿Por qué se producen las recesiones gingivales?

Hay diferentes factores que tienen que ver con la aparición de estas retracciones, por lo que los dividiremos en diferentes apartados. Por un lado encuentras los factores fisiológicos son aquellos como las encías frías, las raíces dentarias prominentes, las malposiciones de los dientes o el frenillo con inserción en el margen gingival que impida una adecuada higiene por el dolor.

Por otro lado tienes los factores traumáticos tienen que ver con que el cepillo tenga cerdas duras, la técnica del cepillado no sea correcta o hagas un mal uso del hilo interdental, tengas maloclusión dental o una ortodoncia relacionada con un mal control de placa. Además, los piercings en la lengua o los labios tampoco ayudan, ya que crean quemaduras en la superficie del diente.

En cuanto a las causas víricas, son aquellas que se producen como consecuencias de los herpes simples, ya que pueden llevar a úlceras bucales; las causas bacterianas serían la acumulación de placa bacteriana en la superficie del diente o la periodontitis.

Síntomas y tratamiento

Los síntomas pueden presentarse de distinta forma, pero los más comunes que observarás son las irritaciones gingivales, los dientes más largos o la sensibilidad a alimentos muy fríos o muy calientes, así como la acumulación de placas y sarro, encías rojas o doloridas, o molestias durante el cepillado.

Finalmente, para establecer un tratamiento hay que tener en cuenta el grado de retracción gingival que tengas, puesto a que si es pequeño, no habrá problemas de sensibilidad asociados y será suficiente con hacer una higiene más minuciosa o hacerte una limpieza dental en la clínica.

En cambio, si los dolores son más pronunciados habría que estudiar otras soluciones como hacer una cobertura radicular para garantizarte una protección contra la sensibilidad y facilitarte técnicas de higiene para prevenir un mayor alcance de la lesión. Visita nuestra clínica dental en Barakaldo y te asesoramos a buscar la mejor solución bucodental.

En resumen, si tienes recesión gingival debes acudir a un especialista para que te diga qué debes hacer para mejorar este problema con tus dientes y así tener una mejor salud bucodental.

contacto comq

Dentina dental, ¿qué es y cómo cuidarla?

Cuando se trata de abordar la salud bucodental, se habla mucho sobre el esmalte y por qué debemos protegerlo, pero nunca se habla de la dentina dental. En pocas palabras, si no cuidas tu esmalte, tu dentina quedará expuesta. Es en este artículo donde explicamos este concepto al detalle.

¿Qué es la dentina?

La dentina es uno de los cuatro tejidos que pueden conformar tu pieza dentaria o diente. Va a rodearse generalmente del esmalte, del cemento y la pulpa. La dentina es resistente, pero no tan sólida como el esmalte. Sabemos que, aunque es menos conocida que el esmalte, en realidad constituye la mayor parte de la estructura de la pieza dentaria.

Para situarla mejor, la dentina, que es de color blanco cremoso a amarillento, se encuentra inmediatamente debajo del esmalte. Esta es la razón por la que nuestros dientes se ven menos brillantes cuando el esmalte se corroe. En estos casos, la dentina empieza a mostrarse aún más dando esa sonrisa amarillenta poco estética.

En sí, se podría decir que tiene una estructura similar a la del hueso. No obstante, este tejido es más blando en comparación con el tejido óseo. Debes saber que a su vez existen tres tipos de dentina: la primaria, la secundaria y terciaria. La capa externa es la primaria, la capa secundaria de dentina se produce después de que la raíz del diente se ha desarrollado completamente y la dentina terciaria es aquella que responde a estímulos. Los tres tipos de dentina son vitales para mantener la buena calidad de los dientes.

Y, ¿cuál es la función de la dentina? Básicamente, proteger los elementos del interior. Cuando la dentina queda expuesta, el diente también se vuelve más sensible. Dentro de la dentina, se pueden encontrar tubulillos que se conectan a la pulpa del diente. La pulpa juega un papel crucial ya que contiene vasos sanguíneos que aportan nutrición a los tejidos circundantes. También contiene terminaciones nerviosas que provocan dolor cuando los dientes están expuestos a cambios repentinos de temperatura (como al beber bebidas muy frías o calientes).

Cómo cuidar la dentina

Puede evitar dañar el esmalte y la dentina, es crucial mantener unos buenos hábitos de higiene bucal. Cepillarte sin hacer excesiva fuerza, utilizar un adecuado colutorio o enjugue bucal y hacer uso del hilo dental es clave.

Mantener una dieta saludable ayuda mucho a mantener las piezas fuertes. Es clave evitar las bebidas azucaradas, alcohólicas o demasiado ácidos que puedan corroer estas estructuras. Además, asegúrate de consumir calcio y vitamina D para mejorar la composición dentaria.

Por otro lado, es clave evitar hábitos perjudiciales. Por ejemplo, fumar puede provocar cáncer de boca pero además daña las estructuras de tus piezas dentarias, amarillea tus dientes y provoca enfermedades periodontales.

Como ves, no es difícil llevar a cabo unos buenos hábitos para proteger la dentina dental. Esto se puede prevenir. Puede asegurarse de que su dentina se mantenga saludable si también mantiene sus dientes nutridos. Para obtener más consejos sobre cómo cuidar su salud bucal, no dudes en contactar con el Centro Odontológico Médico Quirúrgico de Barakaldo.

¿Cómo mejorar la estética de la sonrisa?

La sonrisa es nuestra mejor carta de presentación. Sin duda, es una manera ideal de transmitir alegría, positivismo y buenas vibraciones a los demás. Sin embargo, muchas personas se acomplejan de sus dientes, lo que hace que no sonrían tanto como les gustaría. Si es tu caso, en este artículo te explicamos como puedes mejorar tu estética bucal.

7 consejos para sonrisa perfecta

A continuación, te recomendamos hábitos y tratamientos para deslumbrar a todos.

1. La dentadura, un factor decisivo

Esto podrá sonarte obvio, pero nuestros dientes son fundamentales en lo que a estética se refiere. No basta con tener la dentadura completa y alineada, sino que deben ocupar un espacio adecuado. Si son demasiado grandes (macrodoncia) o pequeños (microdoncia) restarán estética. Por suerte, existen procedimientos dirigidos a corregir ambas situaciones.

2. No olvides las encías

Otro de los factores que no debes olvidar son las encías, pues a veces ocupan demasiado espacio y dan lugar a lo que en odontología llamamos sonrisa gingival. Si es tu caso, no te preocupes. Existen procedimientos como la gingivectomía y la gingivoplastia que corrigen ese exceso de encía para que muestres más diente.

3. Un blanqueamiento, tu mejor opción

No hay nada más bonito que una sonrisa blanca y radiante. Sin embargo, algunos hábitos como tomar café, vino o fumar hacen que nuestros dientes se vayan oscureciendo con el paso del tiempo. Por tanto, un blanqueamiento es ideal para recuperar el tono brillante que los debe caracterizar.

4. Mantén a raya las manchas

Las prácticas a las que hacíamos referencia anteriormente (consumir café, vino y tabaco) y algunos alimentos de color oscuro pueden acabar manchando nuestros dientes. Para prevenirlo, te aconsejamos que comas manzanas, zanahorias o apios. Si lo deseas, también puedes hacerte una limpieza dental o emplear pastas blanqueadoras que te recomiende tu dentista.

5. Cuida tu salud bucodental

Si no tienes una higiene bucal correcta, de nada servirá que cuides de tu estética. Recuerda lavarte los dientes tres veces al día (así como después de consumir alimentos entre horas), utilizar un colutorio al menos una vez al día y acudir a consulta con un especialista al menos una vez al año.

6. Prueba con unas carillas

Probablemente hayas oído hablar alguna vez de las carillas dentales. Se trata de unas láminas muy finas que se aplican sobre la superficie del diente para que se vea totalmente diferente. Gracias a este sencillo procedimiento, es posible darle un tono más blanco, modelarlo y corregirlo en apariencia.

7. Cuidado con los tratamientos caseros

Sobre todo con la llegada de las redes sociales, cada vez más personas tienen acceso a información que no siempre es verídica. Muchos tratamientos dentales caseros pueden parecer tremendamente efectivos y sencillos, pero algunos podrían resultar contraproducentes. Te recomendamos que consultes a tu dentista de confianza en cualquier caso.

Como has podido ver, tener una sonrisa perfecta es posible. Solo necesitas cuidar de tu alimentación, seguir hábitos saludables y ponerte en manos de profesionales. Te aseguramos que el resultado será increíble y podrás disfrutar al sonreír.

¿Qué es la fluorosis dental?

En algunas ocasiones podemos pensar que utilizar más pasta de dientes es mejor para nuestra salud y la de los más pequeños de la casa. No obstante, el exceso puede traducirse en un problema como es la fluorosis dental, que si no se detecta y trata a tiempo requerirá que se tengan que realizar tratamientos más importantes en el futuro, como las carillas o la microabrasión. Por eso, en este artículo queremos darte las pautas para prevenir esta condición que suele afectar a los más pequeños de la casa.

¿Qué es la fluorosis dental?

La fluorosis es un problema dental que puede detectarse por la aparición de manchas blanquecinas, especialmente en el caso de los más pequeños de la casa. El problema viene de una disminución de la mineralización de los dientes como consecuencia de un uso excesivo de flúor. Aunque el flúor es necesario para mantener la salud de nuestra boca, si se utiliza en exceso puede llevar a la descalcificación de las piezas dentales.

Este problema es muy frecuente en niños y seguro que te viene algún caso a la mente, si piensas en algún peque con manchitas blancas en los dientes. A continuación, te contamos cómo se puede prevenir. En caso de que el problema ya se haya hecho patente, habrá que recurrir a una microabrasión para poder eliminar esas manchas blancas. Y si estamos hablando de un estado más avanzado de la fluorosis, sería necesario empezar a hablar de ponerse carillas para ocultar el diente como tal. Este problema es fundamentalmente estético, como habrás podido ver, pero, si persiste, se podría transformar en una pérdida del esmalte por una composición no adecuada de sus minerales.

Fluorosis dental

¿Cómo se puede evitar este problema de salud bucodental?

Lo mejor de todo es que evitar esta condición es muy sencillo. En el caso de los niños muy pequeños, se recomienda utilizar la mínima cantidad de pasta dentífrica para el cepillado de los dientes. Esto es especialmente importante en niños de hasta tres años. Más adelante, hay que remarcar que la cantidad que se utiliza no debe superar el tamaño de un guisante.

Así pues, lo fundamental es explicar a los niños las ventajas que tiene el cepillado de dientes, pero siempre y cuando les digas también que un exceso de pasta podría perjudicarles. Del mismo modo, es importante remarcar que no pueden ingerirlo (el problema se agravaría) o que no utilicen el enjuague de flúor en exceso. Para facilitarte la tarea, lo mejor es evitar esas pastas de dientes especiales para niños, que suelen tener colores y sabores, pues les resultarán más atractivas y querrán añadir más cantidad. Nuestro consejo es que utilices una apta para los más pequeños, pero sin que tenga estas características.

En definitiva, la fluorosis dental no reviste demasiada importancia siempre y cuando se detecte a tiempo y se pongan los remedios para evitarla. Esperamos que en este artículo te hayamos podido aclarar en qué consiste la fluorosis y cómo puedes poner punto y final a esta enfermedad.

¿Qué es la odontología conservadora?

Tener problemas en un diente, ya no significa necesariamente que tengas que perderlo. La odontología conservadora se está imponiendo en la mayoría de consultas de estos profesionales como una opción para mejorar tu salud dental sin tener que recurrir a medidas extremas e invasivas que puedan tener consecuencias negativas en tu salud oral general.

¿Qué es la odontología conservadora?

En esencia, este tipo de tratamientos odontológicos se basa en restaurar los tejidos dañados de un diente por causas tan habituales como la caries. Es decir, el principal objetivo de esta técnica es evitar la extracción de las piezas que no están en buenas condiciones.

También se incluye en la categoría de odontología conservadora la prevención. Es decir, todos aquellos tratamientos que se realizan para evitar un futuro deterioro del diente.

Procedimientos de odontología conservadora

Hoy en día, tu odontólogo de confianza cuenta con muchos recursos técnicos pensados para poder salvar tanto la estética como la funcionalidad de tu dentadura. De esta manera, puedes conseguir que las piezas que hayan sufrido algún daño recuperen el comportamiento fisiológico que deben tener y, a la vez, que se igualen con el resto de dientes en cuanto a color y forma. Y, lo mejor de todo es que puedes disfrutar de las ventajas de estos tratamientos, incluso en caso de tener una caries avanzada. Por lo tanto, las posibilidades de que pierdas una pieza son realmente cada vez menores.

Odontología conservadora

El composite, protagonista de la odontología conservadora

Si hay un material que juega un papel importante en la reconstrucción funcional y estética de un diente, sin duda, es el composite. Sus excelentes resultados son uno de los motivos que lleva a su aplicación en todo tipo de reconstrucciones dentales.

Este material permite sustituir el tejido dental perdido y realizar las obturaciones o empastes necesarios para el tratamiento de la caries. En el mismo sentido, es adecuado para restaurar dientes rotos por un traumatismo.

Merece la pena destacar que estas restauraciones son mínimamente invasivas y, por lo tanto, no representan un problema para el paciente.

Las carillas de composite son otro de los tratamientos conservadores más habituales en odontología. En este caso, su principal función es mejorar el aspecto general de la sonrisa, corrigiendo defectos morfológicos y aportando un aspecto natural. Destacan por ser muy resistentes, prácticamente como el propio esmalte de los dientes naturales, y por tener el mismo aspecto que las piezas propias. Otra de sus grandes ventajas es que no son nada invasivas, porque se colocan encima del diente con un sistema adhesivo y sin necesidad de tallarlos, como ocurre en el caso de las conocidas carillas de porcelana.

Optar por alguna de las técnicas de odontología conservadora existentes en la actualidad es una garantía para que puedas tener una dentadura sana, funcional y estéticamente igualada sin tener que someterte a tratamientos invasivos, más molestos y con consecuencias negativas para la salud del conjunto de tus piezas dentales. Por lo tanto, es la mejor solución para algunos de los problemas dentales más habituales, como la caries.