Iparragirre 7. 48901 Barakaldo
944370741
Lun. - vie. de 8:00 a 20:30h

Category: Consejos

¿Cómo rejuvenecer tu sonrisa?

Cada vez somos más conscientes de la importancia de una buena dentadura para presumir de físico, tengamos la edad que tengamos. Y es que una bonita sonrisa nos rejuvenece, nos hace parecer má atractivos y, en definitiva, más seguros de nosotros mismos. ¿Quieres conocer los tratamientos que existen para rejuvenecer la sonrisa? Te hacemos un resumen de los principales.

Tratamientos para rejuvenecer la sonrisa

Si ya no ves tus dientes como antes y tu sonrisa ya no es la misma, consulta con los especialistas de nuestra clínica dental en Barakaldo cuál es el mejor tratamiento en tu caso. Nosotros te damos algunas sugerencias.

1. La limpieza bucal profesional, el más básico de todos

La limpieza bucal profesional es el tratamiento básico para disfrutar de unos dientes sanos y limpios por más tiempo. Además, le devuelven brillo y esplendor a los mismos. Tu dentista te recomendará cuándo debes hacerla. Lo normal es que tengas que hacerte al menos una al año.

2. El blanqueamiento dental

Con el paso del tiempo los dientes se oscurecen. También algunos hábitos como el exceso de café, té verde o tabaco contribuyen a ello. Con un blanqueamiento dental bajarás algunos tonos, dependerá de tus dientes, y presumirás de una sonrisa más blanca.

3. Las carillas dentales

Si tienes tus dientes fracturados o en mal estado, es posible que el dentista te recomiende carillas dentales. Con ellas consigues unos dientes perfectos y con el tono de blanco que prefieras. Un tratamiento que cada vez tiene más adeptos.

estética dental

4. Ortodoncias para mayores

Muchas personas, por distintos motivos, no pudieron ponerse una ortodoncia cuando eran jóvenes. Del mismo modo, hay muchos que cuando son mayores sienten vergüenza porque con una edad ya no se ven luciendo cada día con uno de estos tratamientos.

Actualmente, hay muchos tratamientos de ortodoncia que apenas se notan, como es el caso de Invisalign, una ortodoncia transparente muy discreta, o la ortodoncia lingual, un sistema de brackets que se instala en la cara interna del diente y que nadie percibe.

5. Coronas dentales

Las coronas dentales ayudan a restaurar un diente o evitan que este pueda fracturarse. Es posible que tú no te hayas dado cuenta de que la necesitas. Por eso, es muy importante que vayas al dentista al menos una vez al año. En una visita rutinaria al dentista podrás saber si requieres de alguna corona dental y evitar males mayores.

¿Qué otras recomendaciones te damos?

Además de todo lo que te hemos comentado, recuerda llevar una alimentación rica en frutasverduras, alimentos ricos en fibras, entre otros. Limita el consumo de azúcar que puede llevarte a caries y el tabaco, el café y el té verde, este último muy sano, que manchan los dientes.

Por otro lado, lleva una higiene bucal correcta a diario usando la pasta dental más adecuada en tu caso y un cepillado correcto. Complétala con enjuague bucal e hilo dental.

Ahora que ya sabes cómo rejuvenecer tu sonrisa, no te lo pienses más, acude a nuestra clínica dental en Barakaldo y déjate asesorar. Volverás a recuperar la confianza en ti mismo.

contacto comq

¿Qué tomar para el dolor de muela?

El dolor de muela es pulsátil, agudo y muy insoportable. Si estás buscando las mejores soluciones, estás en el lugar indicado para minimizar el dolor mientras esperas tu cita con el dentista. ¡Toma nota!

¿Qué tomar cuando tienes un dolor de muela?

El origen del dolor puede ser consecuencia de una caries, una patología periodontal o la erupción de las muelas del juicio. Por ello, es importante visitar nuestra clínica dental en Barakaldo para que realicemos un diagnóstico. No obstante, en tu farmacia de confianza pueden ofrecerte una serie de analgésicos eficaces para paliar las molestias y la inflamación mientras llega el momento de tu cita.

Dolor de muelas

Remedios caseros eficaces para el dolor de muelas

  • Té negro o té de menta. Si tienes un dolor dental, aplicar una bolsita de estos tés, tras infusionarla, es un remedio casero eficaz para reducir la inflamación.
  • Perejil y aceite de clavo o menta. Tiene un efecto analgésico que funciona a la perfección. Mastica un poco de perejil con la muela dolorida. También puedes poner aceite de clavo o menta sobre un algodón y aplicarlo sobre la muela afectada.
  • Gárgaras con agua salada. Las soluciones de agua y sal que preparaban las abuelas son una solución eficaz cuando el dolor bucodental está propiciado por lesiones abiertas o llagas en la boca. Si te han practicado una exodoncia, también se recomienda.
  • Hilo dental. En ciertas ocasiones, el dolor dental se produce por la presencia de bacterias y el hilo dental es tu mejor aliado. Gracias a él, eliminarás los restos de comida entre los dientes o bajo las encías.
  • Frío local. Aplica hielo en la parte externa del lugar donde sientes dolor para conseguir una notable desinflamación.

¿Qué deberías o no hacer ante un dolor en una pieza dental?

En Internet puedes encontrar una serie de remedios para aliviar el dolor bucodental que pueden ser contraproducentes. Por ejemplo, no te recomendamos enjuagues con vinagre, sal, limón o agua oxigenada. Esto podría dañar más tus mucosas o incluso el esmalte, lo que facilitará que las bacterias y las caries produzcan más daño.

Es posible que sepas que el ajo tiene un gran poder antiinflamatorio y bactericida. Sin embargo, no es recomendable masticarlo, ya que podría quedarse atrapado y empeorar la situación.

Tampoco debes tomar por tu cuenta antibióticos que tengas en casa de otras ocasiones, ya que pueden no ser necesarios y provocar resistencia ante una infección que sí los necesite. Machacar una aspirina y colocarla sobre la muela tampoco debe estar entre tus ocurrencias, pues podría causar lesiones en tus encías o en el esmalte de tus piezas dentales.

En cambio, lo que sí podrías hacer sería:

  • Evitar bebidas azucaradas.
  • Tener buenos hábitos de higiene bucodental, utilizando seda dental y un enjuague bucal rico en flúor, además del cepillado 3 veces diarias.

En conclusión, para combatir un dolor de muela lo primero que debes hacer es prevenirlo con los consejos anteriores de higiene diaria, los cuales puedes complementar con una higiene profesional anual. Pero, sobre todo, recuerda que si te aparece un dolor en la boca debes acudir inmediatamente a nuestra clínica dental en Barakaldo para que podamos solucionarlo de raíz.

contacto comq

Dentina dental, ¿qué es y cómo cuidarla?

Cuando se trata de abordar la salud bucodental, se habla mucho sobre el esmalte y por qué debemos protegerlo, pero nunca se habla de la dentina dental. En pocas palabras, si no cuidas tu esmalte, tu dentina quedará expuesta. Es en este artículo donde explicamos este concepto al detalle.

¿Qué es la dentina?

La dentina es uno de los cuatro tejidos que pueden conformar tu pieza dentaria o diente. Va a rodearse generalmente del esmalte, del cemento y la pulpa. La dentina es resistente, pero no tan sólida como el esmalte. Sabemos que, aunque es menos conocida que el esmalte, en realidad constituye la mayor parte de la estructura de la pieza dentaria.

Para situarla mejor, la dentina, que es de color blanco cremoso a amarillento, se encuentra inmediatamente debajo del esmalte. Esta es la razón por la que nuestros dientes se ven menos brillantes cuando el esmalte se corroe. En estos casos, la dentina empieza a mostrarse aún más dando esa sonrisa amarillenta poco estética.

En sí, se podría decir que tiene una estructura similar a la del hueso. No obstante, este tejido es más blando en comparación con el tejido óseo. Debes saber que a su vez existen tres tipos de dentina: la primaria, la secundaria y terciaria. La capa externa es la primaria, la capa secundaria de dentina se produce después de que la raíz del diente se ha desarrollado completamente y la dentina terciaria es aquella que responde a estímulos. Los tres tipos de dentina son vitales para mantener la buena calidad de los dientes.

Y, ¿cuál es la función de la dentina? Básicamente, proteger los elementos del interior. Cuando la dentina queda expuesta, el diente también se vuelve más sensible. Dentro de la dentina, se pueden encontrar tubulillos que se conectan a la pulpa del diente. La pulpa juega un papel crucial ya que contiene vasos sanguíneos que aportan nutrición a los tejidos circundantes. También contiene terminaciones nerviosas que provocan dolor cuando los dientes están expuestos a cambios repentinos de temperatura (como al beber bebidas muy frías o calientes).

Cómo cuidar la dentina

Puede evitar dañar el esmalte y la dentina, es crucial mantener unos buenos hábitos de higiene bucal. Cepillarte sin hacer excesiva fuerza, utilizar un adecuado colutorio o enjugue bucal y hacer uso del hilo dental es clave.

Mantener una dieta saludable ayuda mucho a mantener las piezas fuertes. Es clave evitar las bebidas azucaradas, alcohólicas o demasiado ácidos que puedan corroer estas estructuras. Además, asegúrate de consumir calcio y vitamina D para mejorar la composición dentaria.

Por otro lado, es clave evitar hábitos perjudiciales. Por ejemplo, fumar puede provocar cáncer de boca pero además daña las estructuras de tus piezas dentarias, amarillea tus dientes y provoca enfermedades periodontales.

Como ves, no es difícil llevar a cabo unos buenos hábitos para proteger la dentina dental. Esto se puede prevenir. Puede asegurarse de que su dentina se mantenga saludable si también mantiene sus dientes nutridos. Para obtener más consejos sobre cómo cuidar su salud bucal, no dudes en contactar con el Centro Odontológico Médico Quirúrgico de Barakaldo.

¿Cómo mejorar la estética de la sonrisa?

La sonrisa es nuestra mejor carta de presentación. Sin duda, es una manera ideal de transmitir alegría, positivismo y buenas vibraciones a los demás. Sin embargo, muchas personas se acomplejan de sus dientes, lo que hace que no sonrían tanto como les gustaría. Si es tu caso, en este artículo te explicamos como puedes mejorar tu estética bucal.

7 consejos para sonrisa perfecta

A continuación, te recomendamos hábitos y tratamientos para deslumbrar a todos.

1. La dentadura, un factor decisivo

Esto podrá sonarte obvio, pero nuestros dientes son fundamentales en lo que a estética se refiere. No basta con tener la dentadura completa y alineada, sino que deben ocupar un espacio adecuado. Si son demasiado grandes (macrodoncia) o pequeños (microdoncia) restarán estética. Por suerte, existen procedimientos dirigidos a corregir ambas situaciones.

2. No olvides las encías

Otro de los factores que no debes olvidar son las encías, pues a veces ocupan demasiado espacio y dan lugar a lo que en odontología llamamos sonrisa gingival. Si es tu caso, no te preocupes. Existen procedimientos como la gingivectomía y la gingivoplastia que corrigen ese exceso de encía para que muestres más diente.

3. Un blanqueamiento, tu mejor opción

No hay nada más bonito que una sonrisa blanca y radiante. Sin embargo, algunos hábitos como tomar café, vino o fumar hacen que nuestros dientes se vayan oscureciendo con el paso del tiempo. Por tanto, un blanqueamiento es ideal para recuperar el tono brillante que los debe caracterizar.

4. Mantén a raya las manchas

Las prácticas a las que hacíamos referencia anteriormente (consumir café, vino y tabaco) y algunos alimentos de color oscuro pueden acabar manchando nuestros dientes. Para prevenirlo, te aconsejamos que comas manzanas, zanahorias o apios. Si lo deseas, también puedes hacerte una limpieza dental o emplear pastas blanqueadoras que te recomiende tu dentista.

5. Cuida tu salud bucodental

Si no tienes una higiene bucal correcta, de nada servirá que cuides de tu estética. Recuerda lavarte los dientes tres veces al día (así como después de consumir alimentos entre horas), utilizar un colutorio al menos una vez al día y acudir a consulta con un especialista al menos una vez al año.

6. Prueba con unas carillas

Probablemente hayas oído hablar alguna vez de las carillas dentales. Se trata de unas láminas muy finas que se aplican sobre la superficie del diente para que se vea totalmente diferente. Gracias a este sencillo procedimiento, es posible darle un tono más blanco, modelarlo y corregirlo en apariencia.

7. Cuidado con los tratamientos caseros

Sobre todo con la llegada de las redes sociales, cada vez más personas tienen acceso a información que no siempre es verídica. Muchos tratamientos dentales caseros pueden parecer tremendamente efectivos y sencillos, pero algunos podrían resultar contraproducentes. Te recomendamos que consultes a tu dentista de confianza en cualquier caso.

Como has podido ver, tener una sonrisa perfecta es posible. Solo necesitas cuidar de tu alimentación, seguir hábitos saludables y ponerte en manos de profesionales. Te aseguramos que el resultado será increíble y podrás disfrutar al sonreír.